The Legend of Zelda: A Link to the Past

legend-of-zelda-a-link-to-the-past-snes-logo-73913

El final del invierno – The Legend of Zelda: A Link to the Past (SNES, 1993)

Regularmente, cuando tienes una franquicia que con sólo dos juegos ha vendido más de 10 millones, es el momento de empezar a pensar en secuelas, pero ése no era el modo de actuar de Nintendo. Quizás es este tipo de acciones lo que les ha permitido mantenerse tan bien como lo están, mientras que otras series menos restringidas en cuanto a secuelas han ido decayendo poco a poco. Después de la salida japonesa de Zelda II pasaron casi cinco años en los que la franquicia permaneció dormida, esperando el mejor momento para volver. Cuando Nintendo lanzósu nueva consola de 16-bits, Hyrule volvió a necesitar de un héroe.

Cinco años es demasiado tiempo para que cualquier serie de videojuegos permanezca ausente, muchas cosas habían cambiado en ese lapso. Necesitaban presentar un Zelda completamente nuevo. El juego volvió a la fórmula creada por el original y refinada por algunos de sus imitadores, pero no por eso se convirtió en un refrito detenido en 1986. Este nuevo título dejóde lado la sencilla tierra desierta y, en cambio, mostró un detallado mundo, rebosante de vida, gente y una nueva forma de realismo. Habíanbosques, montañas, castillos y pueblos para explorar. Uno casi podía imaginarse viviendo en ese Hyrule, en donde realmente daban ganas de explorar y descubrir su historia.

Buscando recibir una nueva generación de fans, Nintendo también mostró a una nueva generación de Link. El protagonista de este juego no era el mismo joven espadachín de los dos juegos anteriores, sino que se trataba de un personaje enteramente personificado dentro del juego, con cabello rosa, visiblemente distinto al héroe que conocíamos de antes. La historia venía en una forma mucho más completa que cualquiera de los juegos anteriores, gracias a un mundo más complejo y a un guion más largo. Por primera vez se nos presentó un asomo del pasado de Ganon y de la historia de Hyrule, de sus mundos de luz y oscuridad.

A Link to the Past le dio a Nintendo la oportunidad de mostrar lo que su nueva consola podía hacer en cuanto al mundo de sus juegos. No se trataba sólo de ser más grande o complejo. Desde el momento en el que por primera vez Link puso un pie en la lluvia, con los truenos resonando por doquier, los jugadores pudieron percibir que ese Hyrule estaba realmente vivo. El propósito de los efectos de transparencia y una paleta de colores más grande no era únicamente mejorar las mismas técnicas de antes, sino traer una forma completamente nueva de ambientación. De inicio a fin, Zelda 3 estuvo repleto de momentos memorables que existían tanto de forma sutil como obvia.

Ésta se convirtió en la secuela por excelencia. Vista por muchos jugadores como la perfecta evolución del juego original y considerada por otros un nuevo inicio, el gusto de los críticos y los fans por este juego siempre ha sido casi universal. El juego se mantuvo en la cima de los conteos de ventas de Nintendo Power durante cinco años seguidos, eventualmente llegando a alcanzar 4.6 millones de copias vendidas alrededor del mundo. Aunque ésta es una cantidad muy apenas comparable con las ventas de Zelda II, el paso del tiempo ha sido mucho más amable hacia este nuevo juego.

css.php
Sheikav | Todo sobre Zelda en Español

Sheikav | Todo sobre Zelda en Español