The Legend of Zelda: Spirit Tracks

The_Legend_of_Zelda_-_Spirit_Tracks_(logo)_2--article_image

The Legend of Zelda: Spirit Tracks (Nintendo DS, 2009)

Tras el éxito de Phantom Hourglass, Nintendo no perdió el tiempo en crear una secuela para Nintendo DS. Puesto que Nintendo había demostrado que la pantalla táctil era una forma perfectamente aceptable para controlar a Link y completar las traicioneras mazmorras, se concentró en poner en marcha un nuevo concepto: el viaje en tren. En Spirit Tracks Link no ha de andar en barco o a caballo, sino montando en un tren mágico. El ir desde un extremo del reino hasta el otro era, en teoría, tan simple como dibujar un camino en la pantalla táctil.

Spirit Tracks perfeccionó muchos de los conceptos y items usados ​​en Phantom Hourglass, como la mazmorra central, a la que hay que regresar una y otra vez. La Torre de las Almas tomó un papel muy importante en el juego, ya que Link debe volver varias veces para desbloquear más partes del mapa del mundo. Es también esta torre mística donde Zelda se convierte en un personaje clave, infundiendo su alma en unas armaduras temibles (los espectros de Phantom Hourglass) para ayudar a completar la Torre de las Almas.

Pero lo que realmente diferencia a Spirit Tracks de Phantom Hourglass es la dificultad. Muchos jugadores se quejaron de que aunque Phantom Hourglass fue sin duda un juego agradable, era demasiado fácil. En Spirit Tracks la dificultad se intensificó al nivel de SNES, con la adición de muy difíciles mazmorras llenas de acertijos y batallas contra jefes.

Spirit Tracks fue aceptado de inmediato por los jugadores y terminó vendiendo de más de dos millones de unidades. Según Nintendo, se han vendido cerca de 2,6 millones de copias. No fueron tantas como Phantom Hourglass, pero es un número que muchos desarrolladores venderían su alma para igualar.

css.php
Sheikav | Todo sobre Zelda en Español

Sheikav | Todo sobre Zelda en Español