The Legend of Zelda: The Wind Waker

2592351-8270401118-The_L

The Legend of Zelda: The Wind Waker (GameCube, 2003)

El 23 de agosto de 2001, Nintendo mostró al mundo su visión para la próxima generación de Zelda, suceso que resonó por todos lados. Ciertamente no era lo que la gente esperaba y casi se provocó una guerra civil entre los fans de Nintendo. Antes de la salida de GameCube, Nintendo había mostrado una demo técnica que presentaba a un Link adulto y realista, peleando a espada contra Ganondorf. Aunque la demo jamás fue presentada como un adelanto de un nuevo juego, sí dio forma a las expectativas para la nueva generación. Lo que después fue recibido era completamente distinto.

El tráiler mostraba a un Link pequeño y con ojos grandes en un mundo de colores brillantes y aspecto de caricatura. Era algo completamente opuesto a lo que muchos creían que era la mejor dirección para la serie. Los fans más jóvenes, acostumbrados a los estilos de Ocarina of Time y Majora’s Mask, se molestaron por el cambio. Otros tantos, nostálgicos por A Link to the Past, estuvieron encantados por ver a la serie regresar a algo más cercano a su arte original.

Este cambio fue en realidad el resultado de la nueva tecnología. Se trataba de una manera de crear algo que simplemente no pudiera haber existido en la era de Nintendo 64. Eiji Aonuma había estado buscando por una nueva dirección para llevar a la serie y, cuando su equipo le mostró la tecnología de cell-shading, se convenció al instante.

Nintendo tomó una buena decisión al mostrar el juego lo antes posible y dar una oportunidad para que el público se acostumbrara al nuevo estilo. Los gráficos fueron bastante refinados en los meses que siguieron, se solucionaron algunos de los problemas iniciales, y para el tiempo que el producto final fue lanzado, la mayor parte de los fans parecían haber sido convencidos. Una vez que el juego llegó a las estanterías, todos se dieron cuenta de que los gráficos no eran el cambio más importante que Nintendo había hecho a la fórmula de Zelda.

El mundo de The Wind Waker no se parecía a nada que la serie hubiera visto antes. Hyrule había desaparecido en un océano, dejando solamente unas cuantas islas remotas, separadas por un vasto cuerpo de agua. Como lo fue montar a caballo en Ocarina, Aonuma pensó que el viaje por mar sería una manera divertida y novedosa para que los jugadores exploraran, cosa en la que algunos estuvieron de acuerdo y otros no. Esta decisión es posiblemente la más controversial que se hizo para el juego.

Como fuera que uno se sintiera sobre el viaje en mar, el diseño de niveles, la música y la atmósfera de The Wind Waker eran impecables, y fueron esos méritos los que le permitieron al juego seguir cumpliendo las altas expectativas para la serie. El juego salió en 2002 y las primeras ediciones vinieron con una versión “Master Quest” de Ocarina of Time, originalmente diseñada para el Nintendo 64 Disk Driveb. Famitsu la recibió con otra calificación perfecta y muchas otras revistas especializadas también le dieron buenos puntajes. A pesar de todo esto, GameCube nunca logró vender en cantidades similares a previas consolas de Nintendo, así que The Wind Waker vendió sólo 2.2 millones de copias.

The Wind Waker no fue la única aparición de quien ahora conocemos como Toon Link en GameCube. En 2004, Nintendo lanzó The Legend of Zelda: Four Swords Adventures, un juego multijugador independiente, basado en el bonus incluido en el port de Game Boy Advance de A Link to the Past, lanzado en 2002. Four Swords Adventures incluía un modo de historia donde los cuatro Links trataban de evitar los planes de Ganon de dominar Hyrule luego de que liberara a Shadow Link. Four Swords Adventures permitía conectar hasta cuatro GBAs a GameCube de forma que cada jugador pudiera controlar a su Link en su pantalla individual, pero si alguien jugaba por sí mismo, podía hacerse con el control original de la consola.

css.php
Sheikav | Todo sobre Zelda en Español

Sheikav | Todo sobre Zelda en Español