Home > Noticias > Noticias Zelda > The Legend of Zelda Majora’s Mask: Maestra del Caos

The Legend of Zelda Majora’s Mask: Maestra del Caos

La sombría y espeluznante exposición Maestros del Caos: artistas y chamanes, que estuvo en CaixaForum Madrid, planteó un tema muy interesante: el ser humano, desde sus orígenes, ha tenido consciencia de la existencia del Mal, y tanto para evitarlo, como para contactar con el mismo, todas las culturas antiguas o modernas han recurrido a objetos maléficos, han venerado dioses que se saltaban todas las reglas, o han escuchado a intermediarios o chamanes que se comunicaban con el Más Allá, por medio de estupefacientes y los más singulares ritos.

 

Mascara Majora

 

Pero, ¿qué es exactamente el Mal? ¿Por qué todos los pueblos, todos los hombres en su propio interior, perciben su presencia? Originariamente pudo estar relacionado con la muerte y con el miedo a lo desconocido. Con el desarrollo de la razón, poco a poco los seres humanos fueron sintiendo que ciertos actos que realizaban no siempre eran los correctos. Aunque muchas veces no coincidamos dónde están los límites entre el Bien y el Mal, esta sensación persiste en cada uno de nosotros. El Mal siempre es seductor, siempre es más fácil caer en su tentación.  

 

Mascaras romanas

 

Hay una gran cantidad de objetos que han sido o son utilizados para estos fines. Sin embargo, si hay algo que llama mi atención por encima de todo son las máscaras. La función de la máscara es compleja y todo lo que se diga aquí quedará corto. Podemos decir que cubrirse el rostro ya implica anonimato y misterio. Pero además, la máscara puede suplantar la identidad de alguien. También permite contactar con los espíritus o los dioses, que muchas veces se apoderan del enmascarado. Con permiso del lector, me gustaría compartir el recuerdo de un caso muy concreto que me evocó esta exposición.

 

Juego Majoras 64

 

 

Un videojuego todavía hoy muy enigmático y fascinante, se caracteriza por esta cualidad: es, cómo no, The Legend of Zelda: Majora’s Mask. Para quien no lo sepa, Majora’s Mask cuenta la historia de un niño, Skull Kid, que se hizo con la máscara de Majora, robándosela al vendedor de máscaras. Este era un objeto altamente peligroso y diabólico. Al ponérsela, la máscara desató un tremendo poder y se apoderó del chico. El inocente Skull kid se convirtió de esta forma en el antagonista del juego, dedicándose a propagar un gran cúmulo de maldades, es decir, a propagar el Caos: sin duda, la acción más terrorífica fue la de hechizar la luna, para que cayese en tres días sobre la Ciudad Reloj. El mundo de Termina estaba en peligro, y solo un jovencísimo Link aparecerería para hacerle frente y convertirse, una vez más, en leyenda.

Major's Mask

 

El misterioso vendedor de máscaras comenta que la máscara fue utilizada por una antigua tribu en sus rituales de hechicería, con la que invocaban a un gran espíritu. Pero tal era el fuerza maligna de este, que la tribu decidió sellarlo en la máscara, consciente de la amenaza que podía suponer. Tras la desaparición de aquella sociedad tribual, nadie conoce la magnitud real del poder de la máscara de Majora.

 

Vendedor

 

Al ver la exposición Maestros del Caos, cualquier jugador del Majora’s Mask recordará aquel paréntesis entre la saga de Zelda para una aventura completamente oscura e irrepetible; pero, por encima de todo, se percatará de que el argumento tenía una profundidad y una base real, histórica, mucho mayor de lo que hubiera podido pensar hasta entonces. Una máscara que pone en contacto a Skull Kid, que funcionaría aquí como chamán, como ser humano procedente del mundo terrenal, con un espíritu que representa el Mal.

 

Link Skull Kid

 

Por otro lado, está el protagonista, que utiliza máscaras de difuntos, tomando la figura a imagen y semejanza de los mismos. Esta funcionalidad de la máscara no es una creación de Nintendo: todavía en algunos países se utilizan las máscaras para hablar con los antepasados y los seres queridos, o para representar la presencia de estos en ciertas ceremonias.

 

¿Quién no se acuerda del origen de La Máscara en el cómic, o en las películas protagonizadas por Jim Carrey?

¿Quién no se acuerda del origen de La Máscara en el cómic, o en las películas protagonizadas por Jim Carrey?

 

Majora’s Mask se erige como un juego muy original, pero basado en un sincretismo de todas estas tradiciones. Hay, sin embargo, otras funciones psicológicas y morales de las máscaras. Skull Kid era un marginado, resentido porque sus amigos le habían abandonado y porque se sentía solo. Encontró consuelo en aquella máscara que le permitía tener la identidad que eligiese. De este modo, la utilizó para todas sus travesuras. Pero muy pronto, bajo el influjo del maléfico poder, dejó de ser él mismo. La máscara sacó la oscuridad del corazón del niño, reclamando venganza contra sus amigos y contra toda la sociedad por aislarle. En ese preciso momento ya no era Skull Kid, sino el monstruo que albergaba la máscara. Una clara metáfora puede extraerse de este relato: la importancia de mostrar siempre el verdadero rostro. Todos tenemos una máscara, una parte de nosotros mismos que no mostramos a nadie. ¿Qué pasaría si una máscara permitiese hacer todo lo que uno ha deseado siempre en lo más recóndito de su corazón? ¿Seríamos nosotros mismos, o un enmascarado? Es cierto que hay personas que optan toda su vida por aparentar ante los demás lo que no son. Pasado un tiempo, la imagen que se transmite hacia los demás puede acabar sustituyendo la propia personalidad. Hasta el punto de que muchos enmascarados, confusos, ya no saben ni de sí mismos dónde empieza una, y dónde acaba la otra. A diferencia de ellos, el héroe no olvida su propia naturaleza al llevar una máscara, sigue siendo él mismo. Ni siquiera al adoptar la forma de Fiera Deidad. Solo tiene un rostro, porque se conoce a sí mismo. Y por eso nunca duda de quién es en realidad.

 

Luna

Quisiera en este punto dar las gracias al equipo de Sheikav por admitirme como redactor. Espero poder aportar algo a los protectores de la Historia de Hyrule, que impiden que la leyenda caiga en el olvido.



2 Respuestas

  1. Desgra
    Desgra

    ¡Pedazo artículo!
    Eso del mal y las fuerzas malignas ocultas siempre me han intrigado desde niño, y no se por qué siempre recuerdo Majora's Mask como un Zelda realmente perturbador y como que ocultaba una terrible maldad detrás.
    Me pregunto si el juego no estará realmente maldito, como diría el bueno de Josue Yrion. Jajajaja.

Deja un mensaje a The_Grahim Cancel Reply

css.php
Sheikav | Todo sobre Zelda en Español

Sheikav | Todo sobre Zelda en Español